Inici ALACANT 11 familias afectadas por nuevos desahucios

11 familias afectadas por nuevos desahucios

23

El pasado lunes, 17 de enero, el Sindicat de Barri de Carolines consiguió parar el desahucio de 3 familias diferentes en sus respectivas casas en un bloque de pisos en el barrio de Carolinas. Ni dos semanas después, este colectivo volverá a luchar para que alrededor de 10 familias no acaben perdiendo su casa en el barrio de Carolinas y una mujer con dos hijos no pierda la casa en la cual vive en Colonia-Requena.

 

El primer desahucio está comunicado para el día 24 en la calle Pelayo 17 en el barrio de Carolinas. En este caso, un mínimo de 2 familias con niños tienen orden de abandonar su hogar ya para ese día, pero hay un total de 10 familias afectadas en ese edificio al ser el bloque de pisos propiedad del banco malo, la SAREB. Esta entidad, que consta con participación y financiación estatal, y de la cual el gobierno central ha anunciado recientemente que se hará con su control, continúa dejando a familias enteras sin techo. Esto pasa sin querer ni negociar un alquiler asequible con las personas afectadas, a pesar de que las mismas han expresado su voluntad de pagar uno. A pesar del anuncio gubernamental, y la supuesta existencia de una moratoria a los desahucios hasta finales de febrero, estas familias ven cono quieren echarlas de su vivienda.

 

El segundo desahucio está fijado para el día 27 en la calle Topacio 5. Una mujer con dos hijos de menos de 2 años pueden quedarse en la calle al ejecutar un gran propietario, Placerville S.L., un desahucio contra la anterior inquilina, sin dar posibilidad a la verdaderamente afectada a negociar un alquiler social, lo cual ella quiere. Además, a pesar de encontrarse esta familia en situación de vulnerabilidad, se añade que los servicios sociales no han respondido a este caso, pues la afectada no ha conseguido que la atiendan ni una vez a pesar de sus intentos.

 

Ante estos casos, el Sindicat de barri de Carolines se encuentra estas semanas organizando la difusión de carteles en la calle en contra de los desahucios y las personas afectadas han colgado pancartas en sus balcones denunciando la situación que sufren. El Sindicat de Barri de Carolines, continúa así con la tarea que se plantea como objetivo: luchar por un derecho a la vivienda real y defender colectivamente a las personas que pueden quedarse sin casa por el hecho que este derecho no existe en la práctica. Denuncia el hecho de que, a pesar de las palabras y promesas del gobierno, durante estos últimos meses no han parado de comunicarse avisos de desahucio en la ciudad de Alicante y sus alrededores, sobre todo de viviendas propiedad de grandes tenedores, bancos y la SAREB. Reivindica, al mismo tiempo, que estas viviendas afectadas tendrían que ser públicas, puesto que “el Estado ha hecho una gran inversión de cara a rescatar con fondos públicos los activos inmobiliarios de esta índole después de la última crisis inmobiliaria, pero la SAREB, en vez de responder a las necesidades sociales de la población, responde a intereses privados que continúan haciendo que aquello que tendría que ser un derecho básico, sea un privilegio con el cual se enriquece una minoría”.

Article anteriorTabarca se convierte en el primer lugar de la provincia en obtener el certificado “Paraje Starlight” para astroturismo
Article següentUrbanismo impulsa los trabajos de rehabilitación de Las Cigarreras