Inici SANT VICENT DEL RASPEIG San Vicente aprueba un presupuesto para 2018 que aumenta el gasto...

San Vicente aprueba un presupuesto para 2018 que aumenta el gasto social, congela los impuestos y aumenta la inversión

25

La deuda prácticamente desaparece y no hay recorte en los servicios

El Gobierno municipal ha logrado sacar adelante en el pleno de esta tarde el proyecto de Presupuestos Generales del Ayuntamiento para 2018 (40,8 millones de euros en ingresos y 37,7 en gastos), unas cuentas que mantienen y potencian las principales prioridades del Gobierno municipal: las políticas sociales, las políticas económicas, el mantenimiento de la ciudad y las inversiones. La deuda pública prácticamente se queda a cero y las inversiones, entre ordinarias y sostenibles, alcanzan los ocho millones de euros. El documento económico ha obtenido el respaldo de los tres grupos que conforman el Gobierno local: PSOE, Guanyar y Compromís y de los dos concejales no adscritos.

Estos presupuestos son un punto de inflexión muy importante, con ellos desaparecerá la deuda que se viene arrastrando San Vicente desde hace muchos años, algo que posibilita que la ciudad pueda disponer de mayor dinero para seguir invirtiendo en infraestructuras, favoreciendo con ello un crecimiento sostenible del municipio”, ha manifestado el concejal de Hacienda, Alberto Beviá.

El Gobierno local ha resaltado que el Presupuesto “se presenta y aprueba en tiempo y en forma” y, a diferencia de otros ayuntamientos con gobiernos plurales, San Vicente puede empezar el año con las mejores cuentas municipales posible. El único pero, según coinciden los tres grupos en el Gobierno, es que la Ley de Estabilidad Presupuestaria “impida que podamos invertir más en políticas que reviertan directamente en los vecinos de San Vicente a pesar de tener un Ayuntamiento saneado”.

El regidor de Hacienda ha resaltado el incremento del gasto en Servicios Sociales y Promoción Social. “Desde el 2014 se ha incrementado en un 38,5%, pasando de 1.700.000 euros en el 2014 a 2.360.000 euros previstos para el 2018. En concreto para este año 2018 aumenta en un 4,38%”. En cuanto a las políticas económicas, “siguiendo las líneas que nos trazamos al inicio de nuestra gestión hoy se certifica que no suben los impuestos, no hay recortes en los servicios a la ciudadanía y aumentan las inversiones”

Deuda a cero

El Gobierno local ha sido capaz de reducir la deuda prácticamente a cero, pasando de de 12,5 millones al 31/12/2014 a 800.000.  En apenas tres años se ha reducido en un 93,5%. Esta reducción de deuda permite destinar el grueso del superávit futuro a inversiones financieramente sostenibles. Las inversiones previstas para el 2018 rondarán los ocho millones de euros, entre las ordinarias (cuatro millones) y las sostenibles (otros cuatro). Las inversiones son, según Beviá una apuesta clara del Gobierno local, ya quemejoran la calidad de vida de los habitantes de nuestro municipio, al mismo tiempo que posibilitan la creación y el mantenimiento del empleo”.

El  Ayuntamiento prevé aumentar sus ingresos en 2,4 millones de euros, un 6% más que el año anterior, pasando de 38.437.510 a 40.823.882 euros. Y ello pese a no subir la presión fiscal. El aumento de los ingresos corresponde a una mayor participación del Estado (770.000 euros); a las transferencias de la Autonomía, que aumentan en 530.000 euros, de los que 350.000 corresponden al Fondo de Cooperación; y a mayores ingresos del IBI con motivo de la regularización catastral (740.000 euros). También hay que sumar 550.000 euros de aumento en el IAE (Impuesto Actividades Económicas), en ICIO (Impuesto Construcciones, Instalaciones y Obras) y en el Impuesto de vehículos. Estos datos son, según el concejal, “muy significativos”, pues indican “a recuperación de la actividad en nuestro municipio”. En definitiva, aumentan los ingresos en un 6% sin aumentar la presión fiscal.

El capítulo de gastos asciende a 37.726.378 euros, con una disminución del 1,85% respecto al año anterior. Sin embargo, el gasto para las personas aumenta ya que en 2018 el Ayuntamiento de desprenderá del pago de deuda en un porcentaje del 74% menos que en 2017. El índice de endeudamiento será de 1,20%, a años luz del tope permitido del 110%. La consecuencia inmediata es el  aumento de la capacidad inversora del Ayuntamiento para aumentar la calidad de vida de sus habitantes.

En el apartado de inversiones ordinarias hay una previsión de cuatro millones, aproximadamente dos de ellos para finalizar inversiones que han comenzado en el año 2017: viviendas sociales, mejora del Auditorio, Casa de Asociaciones, entre otras, y dos millones más para renovación de parte del Parque Móvil (200.000 euros), nuevo Pabellón Polideportivo (200.000 euros), construcción de nuevos nichos, redacción de nuevos proyectos (210.000 euros), señalización de caminos (2ª fase), mejorar las Tecnologías de la Información (250.000 euros) para comprar nuevas aplicaciones y equipos informáticos y continuar con la implantación del expediente electrónico.

Estas inversiones iniciales se verán incrementadas con otros cuatro millones como consecuencia del superávit presupuestario que se estima obtener, y que permitirá seguir invirtiendo en mejora de vías públicas, alumbrado, parques y jardines.

En cuanto al capítulo VII (Transferencias de Capital) hay una previsión de 207.000 euros, de los cuales 150.000 son para finalizar las obras de los bloques en los que se está actuando en el Barrio Santa Isabel, y el resto, 57.000 euros, para iniciar las obras en el Bloque 21 (la diferencia hasta 575.000 euros se incorporará al presupuesto del año 2019).

El grueso de las cuentas, más del 75%, se dedican a bienestar social y a servicios a la ciudadanía. Destacan 18 millones destinados a Servicios Públicos Básicos (47,72%). En esta área se incluyen las cuatro políticas de gasto básicas: Vivienda y Urbanismo, Seguridad, Bienestar Comunitario y Medio Ambiente. 3.230.000 euros en Servicios Sociales y Fomento de Empleo (8,56%). Y 7.240.000 euros a Producción de Bienes Públicos de carácter preferente (19,19%) como Educación, Cultura, Deportes, Juventud, Sanidad y Ocio)

Superávit

El presupuesto nace con un superávit de 3.097.503 euros, dinero que inicialmente no puede gastarse por la Regla de Gasto. “El Gobierno del PP lo impone así para que todos los presupuestos de los ayuntamientos tengan superávit. De esta manera, al hacer la media, el enorme déficit de la Administración central se compensa con el superávit de las administraciones locales”, ha denunciado Beviá. “Lo que no podrá impedir el Sr. Montoro, en el caso de San Vicente, es que una gran parte de ese superávit se destine a inversiones sostenibles, ya que la deuda es prácticamente inexistente, y volvamos a destacar como uno de los ayuntamientos que más inversiones sostenibles realiza en toda España”.

Article anteriorEstudiantes de la UA harán voluntariado en el Hospital de San Vicente
Article següentCentro Veterinario Eusgar, Pura Tapa y Pintor Picasso, premios navideños de Escaparatismo y Calles Engalanadas