Inici SANT VICENT DEL RASPEIG San Vicente prevé para su nuevo Plan General un desarrollo sostenible para...

San Vicente prevé para su nuevo Plan General un desarrollo sostenible para los próximos 20 años con 8.263 nuevas viviendas

44
Viviendas unifamiliares

El borrador del plan estructural contempla una clasificación de los suelos estrictamente necesarios para satisfacer las demandas residenciales y productivas del municipio.

Aunque en una fase inicial tanto en la tramitación como en la redacción, en los grupos políticos municipales ya hay puntos de acuerdo en el documento inicial estratégico del nuevo Plan General Estructural de San Vicente que, redactado por técnicos municipales, se les presentó en febrero de 2017. El planeamiento que se formula dota a San Vicente de una capacidad, en los 20 años de vigencia del Plan Estructural, para albergar un total de 34.781 viviendas, que servirán para abastecer una población potencial teórica (crecimiento demográfico mas población flotante de 86.953 habitantes (2,5 habitantes por vivienda).


La concejala de Urbanismo, Mariló Jordá, ha explicado que la propuesta atiende a los principios generales de crecimiento territorial establecidos por la LOTUP y persigue promover “un desarrollo sostenible mediante la clasificación de los suelos estrictamente necesarios para satisfacer las demandas residenciales y productivas del municipio en los próximos años”. Para ello, añade, “se definen unos sectores que completan y delimitan la trama urbana existente, dibujando de este modo un modelo compacto de ciudad que evita los desarrollos dispersos y asentamientos extra-núcleo”.

Tras ocho sesiones de trabajo, el Gabinete del Plan General está de acuerdo en mantener todas las unidades de ejecución de suelo urbano, tanto en el casco urbano como en el diseminado; en impulsar un expediente que cuestiona la Cañada Real; en la conversión progresiva del suelo industrial del Polígono Torregroses en suelo residencial, dotacional y terciario, con el objetivo de implementar la integración del casco urbano con la Universidad; en desclasificar el sector del Sabinar, que pasará a ser suelo no urbanizable; y en la generación de suelo industrial en la zona Inmediaciones para acoger un parque industrial comarcal de innovación ligado a la puesta en valor del conjunto de La Cementera.

El objetivo del nuevo Plan General es claro: proponer un modelo de crecimiento compacto que remate la ciudad existente, la vertebre con su entorno inmediato y la dote de un carácter basado en las sinergias que la Universidad proporciona. San Vicente pretende ser sinónimo de ciudad universitaria, lo que significa promover un crecimiento vinculado a los usos productivos derivados de la innovación y de la investigación, con un modelo residencial que acompañe a este modelo de ciudad, desligado del modelo disperso y muy relacionado con la ciudad diversa y polifuncional, compacta, eficiente y eficaz.

Para lograr esos objetivos, el documento contempla seis líneas estratégicas: creación del Parque de la Innovación junto a la Universidad y su Parque Científico, ampliación del polígono Canastell, integración de la Universidad en la ciudad, redefinición de los sectores residenciales con criterios de sostenibilidad urbana, creación de cinturones verdes y rotacionales y mejora de la sostenibilidad urbana y medioambiental del diseminado.

Suelo urbano

El borrador clasifica como suelo urbano aquellos sectores de suelo urbanizable que han sido completamente desarrollados y urbanizados, así como los sistemas generales ejecutados. Corresponden a los sectores residenciales La Almazara y Azorín, los sectores industriales Canastell y Rodalet, la zona verde Calvario, parte de la zona verde de Laborinquen y el espacio dotacional Chillador. Estos suelos suponen una superficie aproximada de 75,45 hectáreas.

El núcleo urbano está formado por el casco tradicional y su expansión inmediata, a la que se añaden los suelos urbanizables ya desarrollados. Ocupa 388 hectáreas (9,7% del término municipal). El borrador define en este ámbito dos sectores a desarrollar mediante planes de reforma interior: Montoyos y Torregroses. Las previsiones del borrador indican que el núcleo urbano, con las modificaciones previstas, puede albergar un total de 24.934 viviendas. La periferia ocupa 478 ha. (12% del término) y en ella se prevén desarrollar cuatro sectores de reforma interior: Rodalet, Mariquitos, Ronda Oeste e Inmediaciones.

En el diseminado, el borrador del Plan Estructural prevé el Camino de La Sendera como eje vertebrador, con nuevos ramales de comunicación y vinculación directa con el núcleo urbano. Asimismo se contempla la creación de nodos de nueva centralidad en Casa del Pino y La palmera. Se considera que el diseminado tiene una capacidad para albergar un total de 1.768 viviendas.

Suelo urbanizable

Supone un una superficie aproximada de 170 hectáreas (4,3% del término). En el borrador se delimitan diez sectores de suelo urbanizable, seis residenciales (Altet, Treiquet, Laborinquen, Urbanos, Pilar y Castellet) y cuatro de actividad productiva para ampliar del polígono Canastell, (Petits, Confiters y Ferrocaril) y configurar el Parque de la Innovación (Inmediaciones).

Suelo no urbanizable

La clasificación como suelo no urbanizable (todos lo que se encuentren en la situación básica de suelo rural) supone una superficie de 2.645 hectáreas (66,2% del término), de las que 1778 se consideran como de especial protección. Considerando la consolidación y características de estos suelos, se estima su capacidad residencial en 1076 viviendas.

Red viaria

Persigue la articulación de los elementos estructurales internos y una previsión de adecuadas conexiones de vertebración con su entorno metropolitano. En concreto se propone el remate de la ronda perimetral del núcleo urbano por el este, la configuración del Camino de la Sendera como eje estructurante del diseminado, el eje de conexión con Villamontes, nuevo eje articulador de la zona Inmediaciones con conexiones directas al núcleo urbano y reconfiguración de la A77-a en un viario de carácter más urbano como prolongación  de la Ronda San Vicente-San Juan, al perder su condición de eje territorial por la construcción del nuevo ramal de la A-77 con la A-70.

Se han previsto dos nuevos ejes de penetración con la zona sur de Alicante, uno desde la glorieta de bomberos, a través del parque científico y Rabasa, que enlazara con la Vía Parque Alicante-Elche, y otro desde el nudo de acceso hasta la Cementera, que conectará las principales zonas de actividad económica de San Vicente con el nodo de actividad económica Alicante-oeste.

Además se prevé una estructura primaria para el transporte en bicicleta y la ampliación de la insfraestructura tranviaria que plantea el Plan de Movilidad Sostenible (PMUS) para alcanzar la zona norte del municipio.

Zonas verdes de red primaria

 Se plantea una red de parque públicos interconectada entre si por cinturones verdes y apoyada en la estructura viaria principal que articula el municipio. Se contemplan nuevos parques en Petits, carretera de Agost, Laborinquen, Ferrocarril y Cementera. La superficie total de parques (nuevos más lo ya existentes) será de 44,06 hectáreas, con una ratio de 5,07 metros cuadrados por habitante.

Dotaciones educativas

Para educación infantil y primaria se prevé la ampliación de los CEIP L’Horta, CEIP Santa Isabel y CEIP Raspeig en el ámbito del sector Trinquet. Se reservan terrenos para dos nuevos centros en Montoyos y Pilar. Para cubrir la demanda en secundaria se plantea reguralizar la superficie de suelo del IES San Vicente en el sector Altet; nuevo instituto de educación secundaria en el Victoria Kent; reserva de suelo para nuevo centro en el sector Urbanos; y consolidación del CIPFP Canastell como centro especializado en ciclos formativos de carácter metropolitano e incluso regional.


Nuevos equipamientos

El borrador contempla reserva de terrenos para el complejo deportivo sur, equipamiento cultural La Yesera, ampliación del hospital, ampliación de la ciudad deportiva municipal, ampliación del cementerio y el nuevo IES del sector Urbanos.

Actividad productiva

Se prevé la materialización de un gran polígono de actividad productiva entorno al actual Canastell, al norte de la vía del ferrocarril. La zona de Inmediaciones se desarrollará como espacio para acoger empresas de carácter tecnológico. En cuanto a la actividad terciaria y comercial, los ejes formados por Ancha de Castelar-Alicante y Avenida de la Libertad-Plaza de España-1º de Mayo se configuran como elementos estructurales del comercio local. La calle Alicante, desde el inicio de la Universidad en confluencia con la calle Aeroplano-Ronda San Vicente-San Juan se configuran como ejes estructurales del comercio a mayor escala, mientras que en el entorno de los ejes primarios se posicionan los centros comerciales con calificación específica.

Article anteriorEl niño para la procesión de San Vicente Ferrer saldrá por sorteo entre los inscritos durante el mes de febrero
Article següentGran presentación de la Alferecía del Bando de la Media Luna