Inici SANT VICENT DEL RASPEIG Y al final, nos volvemos a comer juntos el turrón

Y al final, nos volvemos a comer juntos el turrón

38

Desde Compromís per Sant Vicent despedimos el 2016 con un balance positivo en gestión, previsión de cuentas para el próximo año y sobre todo en lo relativo a ideas desarrolladas e implementadas durante los meses venideros por las diferentes concejalías del Ayuntamiento de Sant Vicent.

No ha sido un año fácil como ya sabéis, pero el rigor y la responsabilidad deben regir el futuro de nuestro municipio y estamos convencidos y convencidas que, a pesar de todo, este equipo de gobierno llevará a cabo una segunda transición de la localidad  en cuanto a dotaciones, mejoras y servicios. En la política de la gestión diaria, las iniciativas y sus resultados se hacen visibles paulatinamente.

Decimos adiós a doce meses de labor intensa en las áreas dirigidas por concejales y concejalas de Compromís per Sant Vicent; Cultura, Educación, Sanidad, Consumo y Ocupación de Vía Pública, donde hemos sacado adelante interesantes planes como la Xarxa Llibres, que garantiza la educación universal, la línea de ayudas a las entidades culturales con las que coopera el Ayuntamiento para realizar proyectos específicos, las actividades organizadas por la Concejalía de Sanidad orientadas a la gastronomía, las adicciones y a la prevención así como las programaciones novedosas de Narrativa Oral o artes escénicas en la calle, capaces de atraer a numerosos vecinos y vecinas de Sant Vicent y de otros municipio cercanos.

Iniciamos el 2017 con ilusiones renovadas, deseos de seguir trabajando en equipo y con el anhelo de contribuir a mejorar Sant Vicent progresivamente. Estamos convencidos y convencidas de conseguirlo. Al final, nos volvemos a comer juntos el turrón. Una buena noticia.

Article anteriorLa UA lidera un proyecto europeo para el reconocimiento de los títulos académicos de los refugiados
Article següentDISMINUYE EL NÚMERO DE DENUNCIAS POR VIOLENCIA MACHISTA EN SAN VICENTE, SEGÚN LA MEMORIA DEL OBSERVATORIO MUNICIPAL DE VIOLENCIA SOCIAL